Hay situaciones por las cuales uno se siente amargado, agradecido, satisfecho, contrariado, alegre, compungido, enamorado, engañado, y todo lo demás que pueda experimentar un ser humano. En cada una de esas situaciones lo que más procura el cuerpo, el alma y el corazón, es expresar ese sentimiento; vaciarse, sentirse, manifestarse, a gritos, sigilosamente, de cualquier manera; lo importante es hacerlo, porque de lo contrario se vuelve uno árido, frío, con el feeling marchito, y así no es tan bella la vida, definitivamente no. Por eso es lindo expresarse. Sin ofender a los demás, claro -ahí es donde reside el verdadero don-.


20 de marzo de 2014

Amor juvenil -hacia la mujer-

El tema del amor juvenil es muy discutido, muchas personas dicen que los jóvenes aman dependiendo de lo que ven sus ojos y que en esta etapa de la vida todo depende del aspecto físico; otros, en su defensa, afirman que el primer amor casi siempre se propicia en la juventud y que en este lapso de tiempo es donde más se disfruta de aquel bello sentimiento. Y discutiendo sobre este tema nace un gran interrogante... ¿Cómo se debiera comportar uno? Sí, para no ser lastimado, para disfrutar sin precariedades, para no ser volátil e inseguro, para saber en qué momento entregar lo mejor y en qué momento no, etcétera. Entonces, para responder esta pregunta se podría hacer un enfoque general, sin embargo, a uno siendo hombre, le gusta opinar sobre las mujeres...